Saltar al contenido
Guías Malouco

Fredy Iglesias

Fredy es el Gerente de Guías Malouco y el Responsable de las áreas de Barranquismo y Formación. Lleva toda la vida vinculado al mundo de la actividad física y deporte y casi 20 años dedicándose al sector turístico. Actualmente, compagina sus labores de gerencia con la docencia en materia relacionada con el guiado y progresión en el medio terrestre dentro del Ciclo Medio de Conducción de Actividades Físicas en el Medio Natural, en el Colegio Marcote (ACEIMAR) de Mondariz Balneario. En lo referente a tecnificación deportiva y formación académica cuenta con los siguientes títulos:​

Fredy Iglesias

Titulaciones

  • Técnico Deportivo de Montaña Nivel II de Barrancos
  • Técnico Superior en Actividades Físicas y Animación Deportiva
  • Instructor de Barrancos en la EGAM (Federación Galega de Montañismo)
  • Instructor de Rescate en Ríos y Barrancos (Escuela SARES)
  • Máster en Dirección y Planificación Turística
  • Posgrado – Curso de Aptitudes Psicopedagógicas
  • Diplomado en Turismo

Breve autobiografía

«Desde los ocho o nueve años he tenido un interés especial por todo lo que rodeaba a las actividades en la naturaleza. Motivado por aficiones familiares comencé a salir al campo a observar aves y a interesarme por la caza y pesca. Cuando llegué al instituto me apunté a un grupo cicloturista con el que hice varios viajes por toda la costa gallega y parte de Asturias. Con dieciocho años entré en contacto con el mundo del kayak de mar llegando a obtener el título de iniciador y realizando varias travesías por el sur de Galicia.

Recién cumplidos los veinte empecé a interesarme por la orientación y otras disciplinas de montaña. Participé en un curso de iniciación a la escalada y otro de técnica de cuerdas donde aprendí a rapelar e instalar una tirolina. Gracias a eso, formé parte de una empresa de actividades de aventura que me permitió conocer a otras personas que ya tenían una gran trayectoria técnica en montañismo.

Nunca he sido un gran escalador, pero me encanta esta actividad y eso me ha llevado a trepar en gran parte de Galicia y varias escuelas de Asturias, Cataluña, Aragón y Mallorca. Fuera de España lo hice en Portugal y en la Garganta del Todra (Marruecos). Con veintitrés años me fui a trabajar a Andorra y eso me permitió tomar un mayor contacto con la montaña invernal y el esquí. Aunque no ha sido una actividad en la que me haya desarrollado técnicamente, he hecho algunas pequeñas travesías por Andorra, la Sierra de Los Ancares, Sierra de Gistredo y Urkiola Mendi.
Sin duda, mi actividad principal es el Barranquismo.

El primer descenso que hice fue el del río Cortella. Lo realizamos varios compañeros de trabajo «guiados» por dos de ellos que tenían más experiencia en montaña. Las impresiones fueron espectaculares. El hecho de descender por un lugar totalmente inaccesible de otro modo que no sea «barranqueando», aporta una sensación de libertad y autonomía, que en la vida cotidiana no puede alcanzarse. Ese día me enamoré del Barranquismo, y aunque hemos tenido nuestras etapas de distanciamiento (como en todas las relaciones), hoy estamos unidos hasta por el trabajo.

Desde el flechazo he tenido la suerte de compartir muchos descensos con grandes deportistas, y también con personas que ni siquiera habían escuchado hablar de esta disciplina. Actualmente me dedico al guiado en barrancos y a la formación técnica y espero que siga siendo así por mucho tiempo»